La anterior entrada narré las truchas que pesqué en la modalidad de spinning con Power Tail en los días de semana santa, generalmente pescadas en las primeras horas de la mañana. Hoy os quiero mostrar las truchas que pesqué con ninfa y mosca seca en las horas centrales.

A eso de las 12:00 montaba mi equipo de ninfa, caña Jacky Boileau línea 4 10´6 pies y a buscar las truchas en los pocos torrentes en los que poder pescar a esta modalidad. Ya puede llover porque nos espera un verano preocupante.

Con una pesca sutil y precisa iba colocando mi pareja de ninfas en cada chorro de agua hasta que la picada se producía.

IMG_20170415_165852

Las primeras truchas aparecían, no de gran porte pero me iban haciendo las jornadas amenas.

DSC02563

En una buena chorrera y en los primeros lances que las ninfas profundizaron, note una buena picada y clavé. En seguida vi que se trataba de una buena trucha. Los cabezazos y los intentos de meterse en la chorrera eran continuos. Momentos intensos de pesca, un 0,10 de bajo, ramas, raíces pero esta vez conseguí meterla en la sacadera, respirar y sentirme orgulloso de haber sacado una trucha preciosa. Llegaban los minutos de observarla, mimarla con las manos y los ojos y devolverla al medio.

Otro día a eso de 14:00 mi intención era tan solo ir a observar el río, un paseo por la orilla y ver si había algún tipo de eclosión. No veía actividad alguna, pero disfrutaba del entorno, y pensaba, cuando era un adolescente me pasaba horas sentado en una piedra sabiendo que las truchas se iban a cebar.

Pues me senté y esperé, y allí en la otra orilla debajo de unas ramas y en el canal de agua que transporta la comida, empezó a comer una buena trucha. Enseguida la vi, muy bonita pero de difícil acceso, ya que en mi orilla cubría mucho y era un vadeo complicado.

IMG_20170417_151305

Monte mi caña se seca, me metí en el río sigiloso hasta lograr una distancia de lance con garantías pero me sintió y para de comer. Que rabia!!! pero confiaba en que volviera ya que bajaba bastante mosca. Calculo que una media hora paso, yo no me había meneado, y se puso a comer de nuevo pero unos metros más arriba, más complicada, no me podía dar sin un paso en el agua.

Cargue la línea y lance mi mosca, un lance perfecto, una posada perfecta a unos centímetros por delante de ella, y ahí  tomo la mosca con fuerza y franqueza, que sensación!!!

Tras la bonita pelea le hice un pequeño video de su suelta y terminé más que contento mi jornada de pesca.

 

 

Hasta pronto…

Enlaces a esta entrada