DSC01410

Con la llegada del otoño, con sus temperaturas más frescas y con los montes cargados de humedad de las últimas lluvias, las setas y los hongos empiezan a aparecer en nuestros montes y prados. Lo que no me esperaba en esta salida eran los primeros copos de nieve, un frio intenso que sin duda, parará las floraciones de hongos, y setas.

La búsqueda de hongos la tuve que hacer a altitudes más bajas de lo habitual, ya que por encima de 1200 metros, el suelo y las laderas de los pinos se cubrían de un manto blanco que hacia casi imposible distinguir nada.

El follaje de los pinos ofrecía un refugio a mi vista, en su base un lugar donde buscarlos, y un microclima con la pinocha cubriéndolos, la cual los había ayudado a crecer en noches anteriores.

Como vemos, un buena pareja de boletus pinophilus o pinicola, una satisfacción para nuestros ojos y más tarde para nuestro paladar.

DSC01415

La diversidad y variedad de setas era constante en el bosque, pero predominaban los rojos de las amanitas muscarias…

DSC01405

DSC01406

… los amarillentos de los tricholomas equestres o seta de los caballeros, una especie muy cuestionada ya que en Francia esta catalogada como muy venenosa y aquí esta considerada como buen o excelente comestible, yo la he comido. Ante tanta duda es mejor optar por otras y estar tranquilos. Y con las setas, ante la duda no hay duda, déjala.

DSC01409

Mientras tanto me iba dando la paliza padre por laderas llenas de troncos muy resbaladizos y a su vez peligrosos, cada poco rato me alegraba al ver más hongos, los boletus edulis me los encontraba más desarrollados, emergiendo entre ramas con fuerza.

DSC01408

DSC01407

En las zonas más bajas, las praderas se cubrían de níscalos o macrolepiotas proceras, del anaranjado al marrón,  todo un mundo de color para nuestros ojos.

DSC01400

De camino hacia el coche y con los suficientes hongos para una temporada, aún me encontraba con alguno más, también veía otro tipo de seta comestible, pero ver un hongo es una mini-subida de adrenalina, no queda más remedio que pararte, observarlo y cogerlo con mimo.

DSC01413

DSC01416

Llegaba al coche con unas ganas locas de almorzar, reponer fuerzas y como siempre hago, observar los hongos. Es una especie distinta,  apasiona ir a buscarlas, algo diferente.

Hasta pronto…

Enlaces a esta entrada