Este sábado tuve una nueva jornada de pesca en embarcación junto con Agustín y Aitor. Las condiciones eran más que óptimas tras el paso de los temporales de las semanas pasadas, nota de ello pudo tomar Agustín con su gran pesca del jueves.

Nos situamos a unos 30 metros en busca de sardas de sargos, así es como las llaman por el norte, bancos de éstos espáridos que cada vez se acercan más a la costa. Llegan tiempos de freza.

La mañana estuvo poco animada, con un mar muy oscuro, tomado y aunque no había corriente de fondo que siempre dificulta, las picadas eran con cuenta gotas.

Siempre salía alguna pieza que rondaba el kilo pero esperábamos mucho más.

P1030280

P1030277

En las horas muertas del día, para mí a partir de las 12, nos dedicamos a charlar. Entre lance y lance, escuchar historias de pesca de una persona con tantas jornadas en sus manos es todo un placer.

El día estaba precioso, con un sol que te hacia cargar las pilas para la semana y te adormecía tras el almuerzo.

Unas cuantas cabras también atacaron el vinilo, en pocos metros estuve rascando el fondo…poco resultado.

P1030282

Este pequeño, pero no menos peligroso, cabracho (Scorpaena scrofa) salía. Con una segura y buena manipulación para soltarlo, de nuevo al agua!!!.

P1030283

Se acabo el día ahnelando a nuestros queridos sargos, ya sea desde embarcación o corchenado desde la costa, les estamos esperando con muchas ganas para que nos hagan pasar esas grandes jornadas de pesca.

Hasta pronto…

 

http://www.solotronic.es/

Enlaces a esta entrada

 

Ayer sábado quedé con unos amigos para tener una jornada integra de spinning y rockfishing. El parte daba rachas de viento sur-oeste para el medio día con bastante fuerza, así que debíamos aprovechar las primeras horas para recorrernos la zona elegida. Como el golpe en la costa era nulo, me decante por una zona de canales y entradas.

DSC02320

DSC02321

Javi saco un pequeño durdo con minnow pequeño y Armando otro con un blackminnow 70 kaki. Rascar el fondo con pequeños toques hacía atacar a estos agresivos lábridos.

DSC02322

Se empezaron a activar las rachas de viento, se hacía muy dicífil la pesca, las ráfagas te levantaban el señuelo prácticamente del agua y la jornada tomaba tintes complicados para seguir disfrutando. Nos quedaban los últimos lances y apurar nuestras ganas de una buena picada.

DSC02323

Antes de un buen almuerzo, solo nos quedaba contemplar el espectáculo del viento, los remolinos y los arcoíris que se dibujaban en la superficie del agua.

DSC02327

DSC02328

 

Hasta pronto…

 

www.solotronic.es

Enlaces a esta entrada