Este verano que ya nos abandona, hablando de pescar truchas, ha sido de lo más entretenido. Para poder acechar las grandes truchas en esta época del año, tenemos dos opciones, madrugar o esperar el anochecer. En estos periodos del día las grandes truchas salen a comer para luego esconderse durante las largas horas de luz y calor.

Junto a mi compañero Dani he podido disfrutar de la pesca en las primeras horas del día. Cuando parece que todo empieza y los primeros cantos se oyen, nuestros sedales ya están en el agua.

Al otro lado del sedal esta un señuelo que personalmente me ha sorprendido inmensamente, una vez probados muchos minnows de múltiples tamaños para la trucha con todo tipo de características y marcas, esta temporada introducía el black minnow a nuestra caja.

Los hemos usado en tamaños 70, 90 y 120 con resultados fantásticos, ataques violentísimos y momentos realmente emocionantes.

Esta trucha salió al segundo lance. Observe un bando de bermejuelas espantarse, soltar un black minnow 120 color kaki, dos toques de puntera y zassss!!! increíble el ataque, clavar y lucha hasta poder tenerla en la mano.

DSC01897

DSC01900 

DSC01903

Entre trucha y trucha tuve una salida en el costa. Me acerque a las rocas para tentar las lubinas con el black minnow, también use el mismo tamaño que para la trucha en lagos o pantanos, el 120.

Una vez más madrugón, en el cambio de luz estaba ya la zona elegida. Con ganas e ilusión pronto tuve la picada de la única lubina que saque. Una pequeña lubina que aún así hizo merecer la pena el esfuerzo de haber ido.

DSC01884

DSC01886

Esta trucha fue increíble, tras pescar desde el amanecer hasta bien entrada la mañana, tanto Dani como yo no habíamos obtenido muchas capturas, tan solo unas peques a cucharilla y minnows.

Pero llevaba toda la mañana viendo pasear buenas truchas por la orilla, seguramente comiendo ninfas pero mi intención era pescarlas con otras artes. La verdad que a los black minnows 120 no les hacían ni caso, pero fue poner uno en tamaño 70 con cuerpo rosita y aparecer de la nada, con una velocidad loca y metérselo en la boca.

Una preciosa trucha!!!

DSC01907

DSC01908

La última trucha de la temporada la cogí en el rio Nela, grandes truchas he podido ver en este rio en la temporada, pero en verano el nivel del agua baja considerablemente. Aún así, quedan importantes pozas que albergan buenas truchas.

Ya poniéndose el sol salí con la intención de tirar los últimos lances en el rio y con esperanza de tocar alguna trucha. En la cabecera de una gran poza, vi como se cebaba una trucha que me pareció de buen tamaño, me acerque por la orilla hasta poder lanzar el vinilo. Una trucha puesta comiendo es muy voraz y no duda en atacar un imitación tan buena de un pez.

P1020394

P1020397

P1020395

 

Hasta pronto!!!

 

http://www.solotronic.es

Enlaces a esta entrada