Señores y Señoras el domingo 22 de marzo comenzó la temporada 2009. Viviremos apasionantes días de pesca que os mostraré con fotos y relatos. Tendremos días que no veremos una trucha, otros que nos parecerá mentira las truchas que hay puestas comiendo, se nos escaparan, nos rechazarán la mosca, las clavaremos y las devolveremos, en fin comienza la pesca.



Mi padre, preparado con la caña nueva y la cesta que le hemos regalado mi chica y yo para su cumple, vamos como un niño con zapatillas nuevas. Como todos los años los que más madrugamos y eso que luego nos toca esperar a que den las 8 de la mañana, que es el horario que marca la normativa de pesca. Bueno el primer día, pescamos a lombriz yo sin muerte, mi padre aun sacrifica alguna aunque poco a poco se va concienciando y cada vez devuelve más truchas.



Era pronto así que, me hice una fogata para calentarme un poquito porque hacía bastante frío.



Ya esta dentro, la primera picada de la mañana, las 8:20, esta fue la única, muy poca fuerza en la picada y poca resistencia, esta delgada ya que llevan todo el invierno con aguas muy frías y se han alimentado muy poco.



Que bonita, que colores tienen estas truchas del najerilla.

Hasta otra preciosa, aliméntate para que luches un poco más la próxima vez.


La mañana seguía fría y mi padre como casi todo el mundo, ni tocó ni vio ni una trucha, otro fin de semana tendremos más suerte, ya hemos quitado el gusanillo del primer día.








Este es Diego, mi primer sobrino, que me vuelve loco y al que le voy a enseñar todo lo que sé de la pesca.











Enlaces a esta entrada